top of page
Buscar

Derrota útil

BOMBEJA AGUSTINET! — Columna 625 — Felip Bens




© La Liga



¿Queda aún esperanza para el levantinismo? ¿Podemos sacar algo útil de la última derrota en Orriols?


••• Cuánto le debemos a Jorge Valdano. Todos los amantes del fútbol y los que intentamos analizarlo, independientemente de que tengamos una mirada macro o micro. Es cierto que su oratoria es, a menudo, estomagante, pero también rica en ingenio, con una óptica siempre enriquecedora. Cuando no habla del Madrid, quiero decir, de acuerdo.


••• ¿Fue útil la derrota ante el Amorebieta? Claro que no. Fue una maldita tragedia griega, combustible para el yunque, una decepción mayúscula. Esos tres puntos hubiesen puesto la tabla patas arriba: con la escuadra granota a un punto del playoff y a cuatro del ascenso directo. Solo de pensarlo siento el fango en los pies, como a la salida del Ciutat, cuando todo el mundo miraba al suelo y maldecía entre dientes la torpeza del Miñambres más Calleja.


Las victorias ante Elche y Zaragoza, e incluso el empate en Pucela, se le subieron a la cabeza al astorgano. Y no sé qué sucede en este club (¿o es, en realidad, en este mundo que nos ha tocado vivir?) que nadie parece capacitado para ejercer una mínima autocrítica. Tuvimos una semana para analizar la victoria ante los maños más allá del resultado, pero si en la derrota nunca hay autocrítica, imaginad en el triunfo. Y siempre es necesaria. Siempre. Ojalá Danvila sea capaz de cambiar esta maldita seña de identidad del Llevant UD. Sin autocrítica es imposible crecer.


••• El Llevant, por ocasiones y juego, mereció ganar a un débil Amorebieta. El partido lo perdió Miñambres. Todo Orriols vio que la sala de máquinas del equipo se cayó en la segunda parte. Un déjà vu del día del Zaragoza. Esta vez el maragato no detectó el problema. Ni siquiera tarde. Intentó cambiar cosas en ataque, pero el problema era de contención y empuje. Kwasi Sibo se comió la medular blaugrana mientras Pablo y Algobia lo observaban, entre perplejos y resignados. Oriol Rey y Kocho no tuvieron ni un minuto. Lozano no saltó hasta el 79’ y porque Algobia no podía seguir. Miñambres optó, como solución, por meter a Bouldini para que Andrés García le bombeara balones una y otra vez, de forma estéril. La gestión de partido del míster no pudo ser más desastrosa. La peor desde que se sienta en el banco.


••• Por eso quizás fue mejor que Brugué no acertara con el empate, en la ocasión clarísima que tuvo. Quizás el empate hubiese tapado, más aún, las carencias, los errores. Quizás hubiera propiciado viajar a Santander sin cambiar nada. Quizás, solo quizás, la derrota fue más útil que el empate. Mejor cero puntos que uno. Mejor buscar una reacción al límite que seguir sumando y haciendo las cosas regular.


••• Si no se cumple en el momento que toca, las cuestas se empinan, a veces de forma insalvable. Así va esto. Que ya peinamos canas. La derrota en Orriols obliga a ganar en El Sardinero para no tirar la temporada a la basura. Y se antoja una quimera. “Una machada”. Gorreta dixit. El Racing es el segundo equipo más en forma como local, pese al pinchazo contra el Alcorcón. El Llevant no gana a domicilio desde los tiempos de Maria Castaña (octubre frío en Albacete, hace más de medio año). Los Campos de Sport serán una caldera, mientras el levantinismo languidece inmerso en una montaña rusa que ya es insoportable para muchos, tras el colosal chasco: Eivissa, Andorra, Amorebieta…


Supongo que como todos los levantinos, intento controlar mis emociones y ponderar mis opiniones. Objetivamente, Miñambres ha mejorado las prestaciones del equipo, pese a sus errores puntuales. El Llevant genera más peligro, es más ambicioso y más intenso. Aunque no parece suficiente. Sigo pensando que la plantilla tiene calidad para ascender y que aún no se le ha sacado su máximo partido, y estamos ya en el tramo final del curso. Hay futbolistas que pueden y deben dar mucho más de sí.


••• ¿Se puede ganar en Cantabria? Claro que sí. Y luego al Cartagena en casa. Seis de seis y de nuevo en la pomada. Por supuesto que se puede. Y meteríamos 3.000 almas en el Madrigal un viernes. Cero dudas. Y también podríamos perder contra els groguets y lanzarlo todo a la basura. Vivir con el yunque anclado en el tobillo y con el corazón en un ay permanente. La vida granota es la vida mejor. Uf.


Felip Bens (El Cabanyal 1969 — @FelipBens) és escriptor i periodiste. Té publicades les novel·les Toronto i El cas Forlati i altres llibres com 110 històries del Llevant UD, Dones e altri, València al mar, Historia del Llevant UD (4 volums, junt a José Luis García Nieves) o La cuina del Cabanyal (amb Marisa Villalba).

Comentarios


Bens Blog
—Futbol i altres coses

bottom of page