top of page
Buscar

El camino de la luz granota

BOMBEJA AGUSTINET! — Columna 615 — Felip Bens


© LaLiga


Calleja ha perdido los papeles. Como Miñambres, que lo avala. También Danvila, que no los echa. Mientras tanto, el consejero delegado se lamenta de que la Fundación fiscalice cada paso que da para hacerse con un porcentaje que le hará, de facto, propietario del club.


Durante el mandato de Quico sugerí a menudo que se arbitraran fórmulas para impulsar que las acciones de la Fundació Cent Anys acabaran en manos de los levantinos, de la forma lo más horizontal posible. Siempre se puso como excusa que de ninguna de las maneras se podía rebajar el precio de la acción. Ahora, sin embargo, la parte del club que compra Danvila vale un 41 % menos. De 135 a 80€.


En este contexto general, que dura años, Calleja le dice a Carlos Ayats que quiere el ascenso más que él, y el periodista les puntualiza, como haría cualquier levantino, que ni de coña. Poco antes, Miñambres nos reñía a todos por no ser conscientes de quiénes somos y dónde estamos. Nos mostraba el auténtico camino de la luz granota: la cabotà. Con un par. A mí, a usted, a todos nosotros. El mismo director deportivo que ha empeorado el equipo tras el mercado de invierno. ¿Y para qué? ¿Para liberar un poco de masa salarial, aunque no sabe qué puede hacer con ella? Ya dirá La Liga, aclaró. 


••• ¿Campaña? Sé por varias fuentes que el club se va a dejar la piel por repescarlo para una plantilla que tiene a Lozano, a Álvarez, a Pablo, a Oriol, incluso. No se puede cesar a Calleja porque no hay dinero… pero para Campaña sí que lo hay. Todo encaja: la marcha de Vezo no tiene otro sentido que hacer hueco al sevillano, a pesar de que el portugués, aunque te caiga mal, sea uno de los mejores centrales de Segunda… Aunque Miñambres no sepa si la Liga admitirá a Campaña.


••• Como el Mirandés. Durante años, el Llevant ha abusado del nepotismo, con tintes caciquiles. Eso ha forjado una cultura de club (“un club familiar”) con escaso nivel de exigencia. Se detecta en todo, en cada rincón de Orriols. Al final, al margen de la calidad humana de los futbolistas, que de todo hay como en botica, el vestuario hace lo mismo que ve hacer en la entidad. Así sucede hace años. Y por eso tenemos a Calleja comparando al Llevant con el Mirandés o el Málaga del curso pasado. Por eso vemos que Vezo es incapaz de girarse en el párquing y dedicar medio minuto a la afición que ha soportado su escasa profesionalidad durante un lustro. Después hay quien se queja del mal ambiente en la entidad y en la grada. Es justo el que se ha creado durante años y el que se mantiene hoy, sin que nadie ponga remedio. 


••• Y encima Cornellà. Y así vamos a jugarnos la vida contra el Espanyol, esperando ver al mismo Llevant previsible de siempre, el que transmite que estos futbolistas son mejores de lo que parece, si al frente tuviésemos gente con un nivel de exigencia aceptable, aunque su entrenador diga en rueda de prensa que no. Que la tomadura de pelo de Calleja y Miñambres al levantinismo se consienta desde este club es una auténtica vergüenza. Así es imposible no perder la ilusión. Y así es imposible ascender •


BOMBEJA AGUSTINET EN YOUTUBE EN VALENCIÀ






Felip Bens (El Cabanyal 1969 — @FelipBens) és escriptor i periodiste. Té publicades les novel·les Toronto i El cas Forlati i altres llibres com 110 històries del Llevant UD, Dones e altri, València al mar, Historia del Llevant UD (4 volums, junt a José Luis García Nieves) o La cuina del Cabanyal (amb Marisa Villalba).






Comments

Couldn’t Load Comments
It looks like there was a technical problem. Try reconnecting or refreshing the page.

Bens Blog
—Futbol i altres coses

bottom of page