top of page
Buscar

Primero yo, después el Llevant

BOMBEJA AGUSTINET! — Columna 617 — Felip Bens


© Llevant UD


Para Pepo Danvila y sus colaboradores la solución al fútbol rácano, irregular y sin resultados del Llevant (16 puntos de los últimos 45) no era buscar un revulsivo fiable para el banquillo, un entrenador capaz de sacar lo mejor de esta plantilla, sino hacer un esfuerzo mayúsculo para incorporar a Campaña, que sale de una de las peores lesiones y que venía de un rendimiento irregular, para ocupar la posición mejor cubierta de la plantilla. Ese anhelo refleja la realidad errática y los palos de ciego de un club aún a la deriva, pese a los 23 millones inyectados para apagar fuegos, algo elogiable si supiéramos con certeza qué hay detrás. El tiempo dirá.


••• Sufrimos las consecuencias de años en que se priorizó el interés de los protagonistas al del Llevant: Quico la pifió con Miñambres y este con Nafti y después con Calleja, pero nadie cesó a nadie porque se antepuso, a la solución del problema, no dejar en evidencia (más si cabía) los errores de cada cual.


••• Y además llovía sobre mojado: pérdida de austeridad, regreso de Salvador, renovación irresponsable de Campaña, fichajes sobredimensionados, continuidad de Paco López y cese en la jornada 8, Pereira, cese de Salvador y Navarro y ascenso de Lisci, llegada de Miñambres para despedir al romano, pese a números y conexión con la grada… Y así seguimos: si Miñambres tira a Calleja sería como confesar su fracaso y prefiere perpetuar el error a resolver el problema. Así de sencillo.


••• ¿Por qué no interviene Danvila? ¿Por qué era miembro de un Consejo que nos regaló algunos años desastrosos en las decisiones deportivas, con una gestión económica suicida? ¿Por qué no entiende que en un club de fútbol la piedra angular son los resultados del primer equipo? Confieso que se me escapa. Sí que comprendo a Calleja, cuando le discutió a Ayats que él quería ascender más que nadie. No era levantinismo, lógicamente. Se refería a su necesidad personal de firmar un éxito sobre la bocina, tras fracasar estrepitosamente con dos plantillas espectaculares.


••• Nadie vino a por Campaña. Se le amplió la cláusula a 60 millones, con un sueldo desorbitado, porque 30 eran pocos, pero ni 60 ni 30 ni 20 ni 15. Dicen que alguien se acercó a diez, aunque yo me creo poco de aquel culebrón. Sin embargo, se quedó aquí, con un rendimiento irregular y un sueldazo que reventó el vestuario, por el agravio. Tras el descenso del 22 y su escasa aportación, ningún primera quiso mantener su ficha. El futbolista superlativo que algunos ven no tuvo mercado.


••• Había llegado junto a Muñiz del Alcorcón, donde al fin firmó una gran campaña, tras años grises en Crystal Palace, Oporto, Nuremberg y Sampdoria. En el Llevant enamoró a todos en 2016-17, aunque el protagonismo del ascenso fue para los 32 goles de Roger y Jason. Después se le subió a la cabeza. Se creyó mejor de lo que era, el gran problema de su carrera. Firmó buenas actuaciones, con grandes destellos y momentos mágicos en un contexto de irregularidad y, al final, de conflictos. La prensa siempre elogió su fútbol, pero los directores deportivos no vinieron a por él. Para mí estuvo sobrevalorado: con talento pero sin humildad ni capacidad de sacrificio. Me quedo con sus fogonazos: el tanto a Las Palmas, el luminoso pase a Bardhi en Girona, aquel tikitaka con Lukic i Bardhi en el 5-4 al Barça, el córner a la cabeza de Postigo en 2017. Ojalá, en la madurez de sus 30 años, encuentre la estabilidad y le vaya genial en Canarias


Felip Bens (El Cabanyal 1969 — @FelipBens) és escriptor i periodiste. Té publicades les novel·les Toronto i El cas Forlati i altres llibres com 110 històries del Llevant UD, Dones e altri, València al mar, Historia del Llevant UD (4 volums, junt a José Luis García Nieves) o La cuina del Cabanyal (amb Marisa Villalba).






Comentarios


Bens Blog
—Futbol i altres coses

bottom of page